Perfectos desconocidos

Resultado de imagen de peerfectos desconocidosSiguiente película, “Perfectos desconocidos”, inaugura el cine español de este año. Muy entretenido remake de la película italiana “Perfetti sconosciuti” del director Alex de la Iglesia. Es una tragicomedia con unas situaciones en que te partes de risa, pero con otras que son drama puro. En el marco de una noche de verano con eclipse lunar, “luna de sangre”

Para pensar en la dependencia que tenemos al Smartphone y lo que condiciona nuestra vida social. Es entretenida pero también tiene su parte de denuncia social sobre la incomunicación entre las parejas, amigos y las personas en general que provoca el depender tanto de los teléfonos móviles.

Anuncios

El gran Showman

Resultado de imagen relacionadaLa primera película que he visto en este año ha sido “El gran Showman”, un magnifico y entretenido espectáculo, con mucha espectacularidad. Música y canciones para empezar el año de una forma optimista y con un mensaje de tolerancia y diversidad. Buenas interpretaciones y todos destacan gratamente.

Todo esto te daré

Resultado de imagen de todo esto te darePara empezar el año he terminado el libro de Dolores Redondo que me ha encantado. Muy bueno y que no me ha defraudado, no se me ha hecho largo a pesar de que yo me tomo mi tiempo en leérmelo. Me ha encantado la Ribera Sacra de Galicia tan bien descrita que ha sido como si estuviera allí. A la mayor parte de los personajes les he puesto cara. Después de la trilogía del Baztán pudiera pasar que perdiera fuerza como narradora, pero no, ha sido incluso mejor.

Es porque a mí me gusta la lectura con cuentagotas para disfrutarla mejor. Para mí lo que produce placer se disfruta mejor poco a poco para saborearlo mejor y no concibo aquellos que dicen que son capaces de leerse un libro en un día y que cuentan los libros que se leen en una semana por pares o más. ¿Pero cómo se puede disfrutar de un libro de esa manera como si fuera un objeto más de consumo? . No, hay que disfrutarlo y saborearlo poco a poco.

Renovación de propósitos

Han pasado quince días del nuevo año y a día de hoy los propósitos del año nuevo ya se han consolidado porque en el momento de las uvas una está más preocupada de no atragantarme y comerse todas las uvas que de pedir los deseos.

Pero los propósitos son los mismos de cada año, así que más bien se trata de renovarlos porque es bonito cumplir con el ritual de Nochevieja de cada año, aunque parezca inútil.

Mis propósitos anuales se centran, a groso modo, en la salud, el trabajo y la familia.

Hablando de trabajo, puede ser buena señal, pero en lo que va de mes y año, me han salido dos oportunidades serias. Buena media para empezar el año, algo que hace tiempo no me pasaba. Puede ser que algo se esté moviendo en la Naturaleza, el destino o Dios para que encuentre pronto trabajo. Las próximas semanas serán importantes para ello.

Sigo agobiada por la falta de trabajo y la falta de ingresos. Pero lo que más preocupa es que ya llevo dos años y medio sin cotizar a la Seguridad Social para la pensión de jubilación, ahora que es un tema que ha vuelto a la actualidad por la proposición de la ministra Fátima Bañez. A mi edad ya es algo a tener en cuenta seriamente.

También estoy preocupada porque después de tanto tiempo en el paro, la pereza, la abulia y la pasividad se han instalado en mi vida y a veces siento que las fuerzas me flaquean y me siento débil y sobrepasada por las circunstancias.

De tanto esperar una llamada de teléfono, cojo manía a mi Smartphone. Tener móvil te facilita mucho la vida porque siempre estas localizable, pero, por esa misma razón, pu4ede ser un infierno. Porque todo el dia estoy pendiente del móvil  y en el momento en que no lo tengas a mano, van y te llaman y si no han contactado contigo inmediatamente te descartan porque lo que prima es la inmediatez y puedes perder una oportunidad seria de trabajo.

A mi edad las oportunidades son muy escasas y perder una oportunidad puede significar que no se vuelva a presentar otra oportunidad.

Así de caprichoso es el destino.

Balance anual

Ahora que acaba el año es hora de hacer balance de lo que me ha aportado el año 2017 que sin duda ha sido importante y diferente. Este año ha sido el año del reciclaje, de aprender cosas nuevas sobre cosas antiguas y ponerme al día de una parte importante relacionada con mi profesión. El año 2018 será el año de ver si ha sido productivo o no lo que he aprendido.

Lo que sí me ha dado este año es poder conocer unas personas maravillosas que he conocido a través de este Curso. Compañeras y profesores que me han acompañado la mayor parte de este año. El buen ambiente de compañerismo y buen rollo ha sido el mejor aliciente para esta aventura porque una forma de comprobar aquello que nos ha aportado el año son las personas que hemos conocido en la aventura que es vivir y lo que nos ha aportado en nuestro crecimiento personal y vital. La calidad de las amistades que he tenido el placer de conocer este año ha sido de suma importancia.

Espero que lo aprendido en el 2017 sea productivo y que en el 2018 se materialice en encontrar un buen trabajo.

No sé lo que me pasará el año 2018 y no quiero hacerme falsas expectativas. Puedo decir que quiero tener buena salud: puedo decir que quiero tener un buen trabajo; puedo decir que quiero que me toque la lotería; puedo decir que quiero hacer muchos amigos; o puedo decir que quiero encontrar al amor de mi vida. Puedo decir y pedir muchas cosas, pero lo más importante es que sea lo que sea que me aporte el año 2018 me haga crecer como persona, me haga dichosa y plena.

Sé que el camino se hace cada día como en una carrera de obstáculos. Porque sí, un año son 365 obstáculos hasta que se llega a la meta, al final de la carrera de ese año.